Gabinete de Psicología Arroyo-Nervión
 
Terapia IndividualIndividual.html
Terapia de ParejaPareja.html
Terapia
SexualSexual.html
Terapia de FamiliaFamilia.html
InfanciaInfantil.html
AdolescentesAdolescentes.html
AdultosAdultos.html
Técnicas de RelajaciónRelajacion.html
 

Nuestra Orientación Psicológica es Cognitiva-Conductual

Desde el punto de vista metodológico la terapia cognitiva-conductual es una disciplina científica. Los resultados de investigaciones clínicas controladas dan fuerte apoyo a la eficacia de este tipo de terapia.  En ella se considera al paciente como un ser activo. Tiene como objetivo, de la intervención, la modificación de la conducta desadaptada, poniendo énfasis en los determinantes actuales de las conductas.

Podríamos definirla como un tratamiento psicológico que ayuda a los pacientes a comprender que los pensamientos y los sentimientos influyen en el comportamiento. Uno de sus máximos beneficios es que enseña al paciente a desarrollar habilidades de afrontamiento que le serán útiles, tanto en la actualidad como a lo largo de su vida. Le facilita una serie de técnicas y estrategias psicológicas probadas científicamente para que afronte su problema emocional y lo maneje hasta eliminarlo.

Queda claro, por tanto, que esta terapia vincula pensamiento y conducta. Durante el proceso terapéutico el psicólogo se vale de diversas estrategias que tienen por objeto la flexibilización y modificación de los esquemas disfuncionales y los pensamientos automáticos que se desprenden de éstos. Combina técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y técnicas de afrontamiento y exposición. Aceptamos la tesis conductista de que la conducta humana es aprendida y, por tanto, partimos de la base que por ese mismo principio todo lo que se aprende se puede desaprender. De ahí que consideremos las recaídas como un signo de recuperación, y no como un retroceso terapéutico, que nos enseña hasta que punto hemos llegado y que, sin duda, nos indicará el camino hasta donde podríamos volver a llegar. De este modo y por este principio, el paciente cambia, en gran parte, debido a la adquisición de una nueva forma de pensar. Ahora, es el momento de hacerlo.


“Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí.”

- Confuciooo