Gabinete de Psicología Arroyo-Nervión
 

Técnicas de Relajación

La relajación es tanto un estado mental como físico, por eso podemos relajarnos no solo tensando y destensando grupos de músculos, o mediante una actividad pasiva como la meditación, sino también por medio de actividades tales como caminar, nadar, hacer punto o trabajos de jardinería.

El objetivo de las técnicas de relajación es dominar el estrés. Pero eso sí, los beneficios de la relajación están ligados a la frecuencia de la práctica la cual requiere de constancia y tiempo.

Todos hemos escuchado en alguna ocasión aquello “que uno no puede estar tranquilo y nervioso al mismo tiempo” y eso es porque la tranquilidad está controlada desde el subsistema parasimpático del sistema nervioso autónomo, mientras que la actividad la controla el subsistema simpático de ese mismo sistema. Ambos son antagonistas. Por eso, ansiedad y relajación son dos estados incompatibles, de ahí que,  cuando practicamos la relajación evitamos la aparición de los síntomas de la ansiedad.


“Que maravillosa ha sido mi vida, ojalá me hubiera dado cuenta antes”.

- Colette

  VolverTerapia.html